¿Olvidado? Regístrate
Animes, Mangas, Comentarios y Reseñas
Página 2 de 12 | Anterior 1 2 3 ... 11 12 Siguiente
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#16 - 20 May 2016, 02:25
Me sorprende que la conozcas (no es por nada, simplemente no me parecía tan difundida), en donde te quedaste?

En cuanto a Psycho-Pass, ya de por sí tiene una relación muy cercana con el hype, así que no culpo a quienes resulten aludidos.


Dekar
Admin

Mensajes: 23887
Lugar: Albacete
#17 - 20 May 2016, 09:28
Spybdar escribió:
Me sorprende que la conozcas (no es por nada, simplemente no me parecía tan difundida), en donde te quedaste?


Creo que me faltaron 4 capítulos. Siendo tan corta y gustándome como digo es absurdo que no la terminara, pero me pilló también en la época que dejé de ver anime radicalmente.
Lucina
Usuario

Mensajes: 709
Lugar: San Fransokyo
Jugando a:
Valkyria Chronicles (estoy tardando en pasármelo)
#18 - 20 May 2016, 12:08
Yo Higashi no Eden sí que vi todo el anime, pero me faltaron las pelis que salieron.

El opening de Oasis me encantaba :3.

Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#19 - 20 May 2016, 20:15
A mí me hizo mucha gracia el opening de Oasis, en serio. Aunque después de un tiempo de haber terminado Eden, lo que más recuerdo son los openings de las pelis que son muy buenos (aunque veo que nadie las ha visto, entonces...). Ah, y esto:Spoiler
Dekar, dependiendo del tiempo que tengas y de lo que te acuerdes, podrías tomar la opción de la película recopilatoria, quién sabe.

(Aunque ahora están pegados con Fire Emblem, así que enhorabuena, supongo...)
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#20 - 23 May 2016, 01:40
Para quienes me sigan, decir que voy a descansar unos días del foro, así aprovecho de atender otros asuntos y de paso reviso alguna que otra idea para el tema. Así que el comentario siguiente debería ser para el primer viernes de junio, mientras tanto, vamos allá:

So・Ra・No・Wo・To (Sora No Woto) / 12 capítulos + 2 OVAs

La historia de So・Ra・No・Wo・To comienza con Kanata, una joven huérfana que decide volverse voluntaria en el ejército de Helvetia, su país de origen, con el objetivo de aprender a ser cornetista, siendo asignada en Seize, una ciudad amurallada en una frontera donde casi no existe actividad militar, en una fortaleza con un extraño nombre, una curiosa leyenda y cuatro compañeras con las que tendrá que aprender a convivir.



Si no habéis escuchado de esta serie antes, creo que estará bien decir que Seize al completo está inspirada en la ciudad de Cuenca, en España (si no me creen, dentro noticia), sin embargo, tanto los nombres de las protagonistas, como ciertas costumbres de la gente de Seize, nos harán darnos cuenta de inmediato que se ha apostado por una caracterización muy típica de anime slice-of-life, así que aunque la primera impresión puede ser muy impresionante (valga la redundancia… ) por la recreación tan detallista del contexto de origen dentro de Seize (a pesar el idioma de Helvetia es el francés...) y la genial banda sonora con temas vocales que nos acompaña, en los primeros capítulos es algo que pasa a un segundo plano para centrarse en la vida dentro de la Fortaleza del Tiempo, y en el servicio que hacen estas peculiares soldados a la ciudad.

Las protagonistas son sin duda el punto más flojo de esta serie, no sólo porque os tomará 2 o 3 capítulos a lo sumo en saber de qué pie cojea cada una, sino por qué la evolución en su personalidad es prácticamente inexistente, salvo por uno o dos casos, las protagonistas estarán muy encasquetadas en su respectivo rol, y en la gran mayoría del tiempo no saldrán de ahí.



Además, algo que no se puede obviar en esta serie, es su uso muy activo del moe, ya que además de servicios a la comunidad, la vida personal de las cinco soldados estará salpicada por un humor muy familiar de este tipo de series, y que visto el contexto, ver a las protas en braguitas en más de una ocasión porque sí, o ponerse a hablar de asuntos más bien triviales de cada una en medio de una misión de reconocimiento es algo que no pega ni con cola, así como involucrar en este tipo de situaciones a una monja, por ejemplo.

Esto hace que esta serie sea muy comparada con muchos de los exponentes del anime moe, tales como K-ON!, y la verdad es que no andan tan desencaminados. Pero entonces, ¿qué tiene de especial esta serie? La respuesta no es tan evidente, y creo que va más dirigida a quienes tengan los ojos para verla: Su Mundo.

Sé que puede sonar muy ambiguo, pero no estoy hablando sólo de Seize, cada capítulo nos enseñará en mayor o menor medida, algo de un mundo en absoluta decadencia, y donde la guerra más que un conflicto localizado, es una realidad que golpea incluso a los que están más alejados de ella.

En este sentido, la serie es muy inteligente, ya que por muy moe/fanservice/cliché que pueda ser el tema de un capítulo, siempre habrá algo que te hará interesarte por qué pasa allá afuera, aunque sea un diálogo trivial o un mensajero que trae alguna nueva noticia, jugando con esto incluso para pillarte desprevenido, creando un contraste brutal entre la “tranquila” realidad de la fortaleza, y el desastre que se intuye si se rebusca un poco.



A esto hay que sumar que los flashbacks como tales son más bien escasos, y que cuando se usan están muy bien pensados y son realmente impactantes, y el mundo, para que os hagáis una idea, a pesar de que al principio parezca más bien medieval o escasamente moderno, se combina esta ambientación con elementos actuales, futuristas, e incluso fantásticos, mostrando un regusto a Evangelion muy conseguido cuando más vamos profundizando en él (algo que también ayuda la segunda de sus OVAs, no imprescindible, pero interesante).



So・Ra・No・Wo・To para mí ha sido posiblemente el anime más paradójico que he visto, por una parte ha sido un recordatorio de que nunca hay que crucificar a una serie antes de tiempo, y de hecho mucho de lo que en un principio no tiene sentido, tiene una explicación coherente con el universo presentado, sin embargo, la abundancia de cosas adorables y para el disfrute de cierto tipo de espectador es demasiado notoria para ser ignorada, además que a diferencia de otros animes que ya he comentado como Hyouka o Yuru Yuri, donde el moe era más un estilo artístico para quitar seriedad al asunto, o se focalizaba en ciertos personajes con una personalidad más cercana a dicho arquetipo, aquí se utiliza mucho más general e indisimuladamente, por lo que es un aro por el que hay que pasar obligatoriamente.



Quizá si la proporción entre ambos tipos de situaciones estuviera más equilibrada, no sería tan cantoso, ya que como dije, su propuesta me ha tapado la boca en más de una ocasión e ir descubriendo su mundo poco a poco es fascinante y crea una tensión muy especial al mezclarse con situaciones más ligeras.

En definitiva, estoy seguro que este es un anime que recordaré a posteriori, pero no estoy tan seguro de querer verla nuevamente, al menos en el corto plazo. Por eso mi recomendación va más dirigida a quienes buscan algo diferente en el terreno de los animes moe, y no tanto para quienes busquen una nueva perspectiva de las historias bélicas, además de que el ritmo de la historia no es muy trepidante, para ser sinceros.

...pero bueno, antes de juzgar, es necesario decirlo. En este mundo...

Última edición el 5 de Dic. de 2017, a las 19:23
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#21 - 30 May 2016, 23:49


Planeando los próximos textos, puede que este viernes necesitéis algo como esto:

Spoiler
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#22 - 3 Jun 2016, 02:05
¿Se acuerdan del comentario de So・Ra・No・Wo・To, y yo diciendo que era el anime más paradójico que había visto? Pues este va por esa misma línea, aunque no es exactamente la misma situación, ya me referiré en cierto momento a este fenómeno.

Eso sí, mencionar antes de empezar de que este es el primer comentario donde uso imágenes íntegramente capturadas por mí, lo que es un puntazo, pero me ha obligado a tener listo este texto mucho antes, así que espero que lo disfruten:



Dennou Coil (Coil, A Circle of Children) / 26 capítulos

Dennou Coil nos traslada a un Japón de un futuro cercano, más concretamente a la ciudad de Daikoku, donde la tecnología de cibergafas está plenamente en uso por la mayoría de ciudadanos. Estas gafas permiten observar un mundo virtual que se superpone con los objetos reales y permite interactuar con él, entre otras funciones (como llamar por teléfono con un gesto de manos). La historia empieza con Yuko (alias Yasako), una niña que se ha mudado a esta ciudad junto a su familia para vivir con su abuela, la cual le obliga a unirse a la brigada de investigación Coil, un grupo que utiliza herramientas ilegales para investigar ciertos fenómenos extraños que involucran a las gafas.



A pesar de la premisa inicial, la propia Yasako junto con los personajes que se irán conociendo y el contexto presentado hacen ver que estamos en un slice-of-life, pero nada más lejos de la realidad. Esta serie gira sobre la aplicación de este mundo inmersivo sobre el mundo real, y si hay un contexto de historias escolares, es para reforzar ese mensaje, por lo que en la primera mitad de la serie, es posible que pienses que no hay trama como tal, pero realmente te están introduciendo a una realidad de ciencia ficción integrada dentro de las leyendas urbanas de esta ciudad (detalle que me ha recordado a Durarara!!, a todo esto). Y la verdad es que después de la sorpresa inicial, dicho formato le queda increíblemente bien, no sólo porque da pie a capítulos verdaderamente trepidantes y/o interesantes por otros motivos que te incitan a saber los alcances de las gafas, sino porque este enfoque acrecenta dentro de este entorno urbano y tecnologizado, una sensación de misterio y tensión hacia lo desconocido, llegando incluso a tener algunas pequeñas dosis de terror e indefensión muy influenciado por el punto de vista de los protagonistas, rasgo sin duda, diferenciador con respecto de otras series del estilo como Eve no Jikan.



Y es curioso decir eso, cuando los personajes son niños de primaria en su mayoría, pero sus personalidades están muy bien mostradas, además de que se corresponden bastante bien con un comportamiento digamos, normal en un niño y aun con esas, los personajes más sosos tienen espacio para la sorpresa y los matices que los alejan de un completo estereotipo, aunque se me hace un poco incómodo ver como ciertos personajes más carismáticos (como Fumie) pierden progresivamente importancia a favor de otros más cerrados en personalidad, además que los que hacen de antagonistas se me han quedado un poco cojos por cierto detalle que luego diré. Además hay que sumar su relación con la tecnología como un aspecto más de su personalidad, no profundizaré mucho en ello ahora, pero como nativos digitales que son estos chavales, hay ciertos momentos que revelan ciertas relaciones curiosas de ellos con el uso de las gafas, y cómo los han marcado en su vida la presencia de este factor.



Y perdonen por repetir el tema, pero es que las situaciones con la tecnología que se muestran en la serie, tanto por su imaginación como la aplicación que le otorgan en comunicación, interacción, juegos, etc. da pie a algunas situaciones de lo más originales y bien pensadas que he visto nunca en un anime EVER. Sin hacer mucho spoiler, hay cierto episodio a la mitad de la serie que me parece una absoluta pasada por sí mismo, por su planteamiento y por lo evocador a la niñez que resulta después de terminarlo.
Spoiler

Pero no todo es oro aquí, y es una lástima, ya que los tropiezos de esta serie todavía no sé muy bien como tomármelos.

Y es que a pesar de que Dennou Coil es una serie que presenta un contexto y unos personajes con mucho que sacar de ellos, tiene un problema a la hora de explicar ciertos conceptos muy enraizados con la trama principal, y sobre las que se estructuran varios hechos que se explican a posteriori, por lo que cierto tramo de la serie adolece de una sensación de vacío bastante molesta y que baja bastante el listón general, ya sea porque no te explican nada de algo y sucede porque sí, o bien porque lo que te explican está tan cogido por los pelos, que es de todo menos natural (mención especial a la explicación del por qué de las acciones de uno de los antagonistas, cuya excusa para soltarlo me pareció tan sumamente barata, que me dieron ganas de revisar la serie con subtítulos en inglés para ver si era un fallo del fansub...)



En el apartado técnico, también podríamos encontrar otro lunar, ya que la animación a primera vista parece muy simple, algo gris y falta de detalles en los fondos, con una niebla casi omnipresente en ciertas situaciones, lo cual se contrarresta con unos diseños de personajes que parecen sacados de Ghibli (especial atención a los personajes IA que se pueden observar con las gafas), y los efectos al interactuar con el mundo virtual, muy bien integrados y respondiendo con naturalidad a todo lo que los personajes dibujados hagan, y con un subidón de efectos en las escenas de acción (porque sí, también hay combates).



El apartado sonoro, en cambio está muy cuidado, con canciones de inicio y cierre muy emocionales y que delatan el tono de la serie, además de temas ambientales muy apropiados para cada situación, y que brillan en las escenas más movidas o de más tensión cuando se empieza a descubrir lo profundo del mundo virtual, lo que hace que este universo te absorba con más fuerza.



Para quién sólo quiera leer mis conclusiones, todo esto podría resumirse en una frase: si Dennou Coil no llega a calarte, no creo que sea por falta de potencial ni mucho menos.

Su universo futurista está hecho para jugar con sus características, cosa que la serie consigue la mayoría del tiempo, siendo realmente memorable por como conjuga a sus infantiles personajes y su curiosa trama dentro de todo esto, para formar un todo homogéneo y que viéndolo como un todo, se siente muy próximo a uno como persona. Es una pena que su potencial se dilapide cuando más podría brillar (esto último es muy personal, pero es que cuando vi su inicio, pensé que le iba a dar varias vueltas tanto a Akatsuki no Yona como a Shin Sekai Yori, y al final, viéndolo en conjunto, me parece que se queda un peldaño por debajo de las dos mencionadas).

Aunque no os engañéis, sólo por los momentos tan entrañables y diferentes que esta serie aporta, se merece una recomendación unánime por mi parte (manda cojones que haya tenido que llegar Coil para que pudiera soltar esta frase), que aunque se caiga a veces, eso es de humanos, y de lo que humanos crean,

¿no creen?




-----------------------------------------------------------------------------------------

Para la próxima entrada, espero que alguien traiga a Pablo, ya que conociéndolo, creo que este anime, si es que no lo ha visto, puede interesarle...
Última edición el 5 de Dic. de 2017, a las 19:37
Dekar
Admin

Mensajes: 23887
Lugar: Albacete
#23 - 3 Jun 2016, 10:05
Qué bueno, nunca la llegué a ver pero siempre me la recomendaron mucho y la tuve en el punto de mira. La apunto para que no se me olvide
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#24 - 4 Jun 2016, 01:39
Esa es la idea, ojalá comentes algo si es que la llegas a ver.

Igual me he expresado mal, hay otras series que he recomendado mucho, pero hace tiempo que no me encontraba con algo con una temática, digamos para "todos los públicos" que valiera tanto la pena.
Última edición el 4 de Junio de 2016, a las 01:56
Lucina
Usuario

Mensajes: 709
Lugar: San Fransokyo
Jugando a:
Valkyria Chronicles (estoy tardando en pasármelo)
#25 - 6 Jun 2016, 00:39
Ay yo también quiero ver esta >_<. Resulta muy curiosa, y el estilo de dibujo es bastante peculiar.
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#26 - 9 Jun 2016, 22:08
Dedicado a mi hermano, aunque ambos pensamos de formas muy diferentes, si no fuera por él, este comentario no sería lo que es en muchas cosas…

Mawaru Penguindrum / 24 capítulos

Antes de empezar, decir que esta serie está creada y dirigida por Kunihiko Ikuhara, principalmente conocido por crear la revolucionaria, en más de un sentido Shoujo Kakumei Utena, y ser el director de numerosos episodios de Sailor Moon (la antigua), así como de su primera película, influencia que se deja notar en numerosos detalles, sobre todo en la faceta artística de este anime, pero vamos allá, que hay muchísimo que contar hoy.



Por cierto, si la canción que pedí en el programa de radio les sorprendió a pesar de cómo era, posiblemente haya cumplido su función mejor de lo que pensaba…


La historia de Mawaru Penguindrum da comienzo con la enfermedad de Himari, la menor de los tres hermanos Takakura, una dolencia que, según los expertos, podría matarla en cualquier momento, por lo que sus dos hermanos mayores, Kanba y Shouma, la consienten y cuidan en todo momento, hasta que en un paseo trivial, Himari finalmente fallece. O al menos eso parecía, ya que gracias a un sombrero con forma de pingüino, Himari vuelve a la vida, aunque también eso es una ilusión, ya que un extraño ser ha poseído el cuerpo de Himari, y exige a Shouma y a Kanba encontrar un artefacto conocido como el Penguindrum para garantizar la supervivencia de su imouto, además de asignarles a tres gomosos y adorables pingüinos para que cumplan la tarea.



Si pudiera elegir una palabra para definir a esta serie, esa sería impacto (también hay otra que lo definiría bastante bien, pero ya hablaré de ella).

Pero con este comienzo, y también con lo que viene después, Mawaru Penguindrum impacta por muchos flancos, principalmente en el apartado visual, ya sea por su arte (el más colorista que he visto desde Kyousougiga), sus atractivas transiciones o sus paisajes y fondos con mucho detalle, bien dibujados y que llegan a ser sobrecogedores en ocasiones.



En este orden de asuntos también entran los personajes, ya que a pesar de ese estilo tan reminiscente a sus obras cumbres, incluso para los personajes masculinos, varios de ellos tienen personalidades tan marcadas como estrafalarias, no digo que haya muchos personajes realmente influyentes en la trama, pero todos cuentan con bastante espacio para hacer de las suyas.



Pero si hablamos de personajes, sin duda hay que hablar de las apariciones de los pingüinos que acompañan a cada uno de los hermanos, adoptando sus personalidades, imitando lo que hacen, y complementando la situación, lo que casi siempre se traduce en escenas hilarantes, o que bien dicen más del estado de los hermanos más allá de las palabras.



Todas estas cosas logran dar un golpe certero al espectador desde el minuto uno, y la música, supongo que con la canción del programa y ese opening del principio sabréis que tiene una personalidad bastante peculiar, pero termina siendo la guinda de este impacto por sus impresionantes canciones vocales y ciertas peculiaridades que no contaré aquí.

Entonces hablaré un poco de cosas que no se ven a simple vista, como es el caso del argumento, que posiblemente sea uno de los que más vueltas ha dado en todos los animes que he visto, no porque la historia se vuelva más compleja necesariamente, sino porque en casi todos los capítulos la perspectiva desde donde se cuenta la historia tiende a cambiar, contando más de lo que está pasando bajo un nuevo punto de vista, y en algunos capítulos, y sobre todo hacia el final, esto se convierte en un intercambio de flashbacks y cambios de escenario que puede marear a más de uno. Esto último puede sonar a que la trama se alarga porque sí, pero en realidad, la historia se las arregla para que las interacciones sí avancen, y todo el desarrollo tiene un sentido de continuidad, a la vez que se vuelve más gris, enrevesado y simbólico con su concepción del destino (si creíais que el destino era un recurso muy usado en los anime, en Penguindrum vais a flipar de las veces que usan esa palabra).

Sin embargo, a este respecto hay ciertas cosas que me han chirriado de otros animes que se repiten en este, por ejemplo, en cierto momento de la serie, la trama se empieza a estancar, y le ocurre algo parecido a lo que veíamos en la segunda mitad de Steins;Gate, centrándose en hablar de las historias personales de los personajes secundarios, rompiendo con el ritmo narrativo y alienando a los personajes unos de otros, y aunque se podría entender como algo que cuadra con el tono de la serie y cómo cambian las relaciones entre ellos, una cosa no tapa a la otra, y ver como lo que se había construido hasta el momento se deja de lado sin ningún motivo aparente, es algo que no aguantará la paciencia de todos.



Además, y no saliendo del punto, hay ciertas revelaciones que aunque vitales, no parecen obedecer a una secuencia lógica de acontecimientos, pudiendo mostrarte perfectamente una información bastante básica sobre la relación entre los hermanos, al final de la serie. Por último, un problema de ef que se repite aquí, es la abundancia de personalidades que toman resoluciones exageradas, sin que veas necesariamente una razón o que la serie te haga sentir el peso de lo que está pasando ese personaje, aunque al contrario que en ef, este es un universo que exige ser tratado bajo otras reglas, predominando mucho su peculiar simbología y la omnipresencia del factor destino, por lo que es más fácil aceptar dichas personalidades como algo coherente.

Y es que el estilo utilizado es algo bastante a tener en cuenta para saber si te atrae esta serie, o no, pudiendo tanto sorprender como resultar cansador, ya que se utilizan muchas escenas estáticas con paisajes espectaculares pero algo repetitivas, unos fondos muy recargados llenos de personajes genéricos (no hay personajes terciarios ni extras pasando en la mayoría de exteriores, sólo son estos monigotes blancos que están unas cuantas imágenes más arriba), referencias reales y críticas referentes al mundo real pero a la vez sucesos que rompen de raíz con la idea de mundo realista, símbolos que se repiten una y otra vez, como queriéndote decir algo, pero que jamás te explican de qué van (algunas sí, pero tienes que esperar al final de la serie) y quienes conozcan al señor Ikuhara sabrán de su preferencia por las referencias yuri, y aunque no contaré mucho más, también es cierto que abundan mucho menos que en otras series del creador, como Yuri Kuma Arashi, o la propia Utena.



Es una serie con una personalidad marcadísima y que no se puede ver a la ligera, porque te acabas perdiendo, pero, ¿se disfruta, te aporta algo, o es estimulante?
Mi respuesta corta es: Por supuesto.
Mi respuesta larga sería: Por supuesto, aunque no creo que sea el centro de la serie lo que haga en ese ámbito.

En definitiva, Mawaru Penguindrum es una serie con la que es muy difícil ponerse en el papel de quién está en frente de ella, y en cierta medida, es necesario verla como un videojuego, algo que te desafía como espectador, y que te obliga a prestar atención e incluso, una cierta retroalimentación para que sea lo que quiere ser. Esto es así, si vas con la intención sólo de pasar un buen rato, puede que la disfrutes, pero sólo te acordarás del principio, del final y poco más, y es perfectamente posible que la acabes desechando por drama o por no tener sentido. Lo verdaderamente meritorio de esta serie a mi parecer, y que la hace convertirse en algo más que una curiosidad simbólica, es su coherencia a pesar de que trastabille a veces, su argumento que te mantiene pegado a pesar de sus frenazos e interrupciones algo raras, y su estilo característico y carismático pero que es capaz de hacer que a veces mires hacia otro lado.



No es la perfección, no es lo que uno esperaría, ni creo que pretenda serlo, pero se la recomendaría de cabeza a cualquiera que no quiera ver lo mismo de siempre, que quiera meterse en la cabeza de un creador bastante único, como lo es Ikuni, o simplemente ver un anime que le exija poner algo de su parte.

Yo, personalmente, me despido, ya que sigo buscando ese esquivo Penguindrum.

¡Let’s Rock Over Japan!



---------------------------------------------------------------------------------------------

Algunos anuncios y explicaciones:

1. La próxima semana es el E3, y supongo que todos vamos a estar pendientes de eso, así que voy a posponer el siguiente texto en este foro para la semana subsiguiente. Aunque tengo pensado colocar mi opinión sobre Durarara!! en el foro correspondiente, así que igual vale como compensación.

2. El próximo texto aquí será sobre dos animes que para mi gusto valen bastante la pena para abarcar el tema de la juventud y sus típicos problemas.

3. Este texto lo terminé algo más rápido de lo normal, así que lo subí también algo antes, para quienes me lo pregunten...
Última edición el 5 de Dic. de 2017, a las 19:49
Waifu Stealer
Usuario

Mensajes: 12
Jugando a:
Xenoblade Chronicles X, Dota 2, SSB4.
#27 - 11 Jun 2016, 01:28
Mawaru Penguindrum llega muy facilmente a mi top 3 de anime favoritos de toda la historia, y gracias a la profundidad de sus temas, es el segundo anime en el que he invertido más tiempo. Todo esto en realidad no significa mucho, ya que nadie sabe que series he visto, pero espero que transmita algo mi ánimo por esta obra.

Como se dijo en el comentario anterior, lo recomiendo para cualquiera que quiera ver algo diferente, por que esta obra es a mi parecer, incomparable (al menos como un todo).

Aunque considero que queda mucho, mucho más por decir de este anime, buen comentario Spybdar, se aprecia tu esfuerzo.

Buena vida



Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#28 - 13 Jun 2016, 00:10
Gracias WS. Igual este texto no está enfocado para teorizar sobre la serie ni para debatir entre los que lo hayan visto. Es más bien para describirla pensando en quienes les pueda interesar.

Si quieres conversar sobre Penguindrum, aquí estaré, pero no te prometo nada ya que hasta yo sé que hay bastante que se me ha escapado de todo lo que la serie quiere decir.

Nos vemos en el foro.
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#29 - 24 Jun 2016, 23:23


ESPECIAL ANIME – Hanasaku Iroha & Hibike! Euphonium

La palabra especial puede sonar muy distintiva en cualquier caso, pero puede que esto no sea tan especial para ustedes, ya que en general, la intención en este texto es la misma que en los comentarios anteriores, pero tratado desde un prisma algo más personal, ya que considero que los dos animes que voy a tratar en los dos posts siguientes no son fáciles de explicar hablando sólo de los factores por así decirlo “puntuables” en un análisis, y si bien es cierto que hay bastante de mi propia experiencia en un comentario normal, pensé que debía amplificar este rasgo para estos dos animes en concreto.

Por eso las dos partes van a abarcar aspectos distintos de las mismas series, concretamente la primera va a enfocarse en describir la serie y hacer una evaluación resumida de la misma con su sonido, su animación y su estructura. Mientras que la segunda va a enfocarse en el comentario a nivel personal e íntimo de la serie, tratando de resaltar lo que para mí son los puntos más fuertes de ambas series, y mostrando al mismo tiempo qué las diferencia y qué las une en el sentido de sus historias.

Así que dejando de lado tanto bla bla bla, y empezando con lo que realmente importa, les presento a HanaIro, y a Euphonium.


(PARTE I: Descripción)


Hanasaku Iroha / 26 capítulos + película

HanaIro da comienzo con la joven Ohana, quién vive en Tokyo con una madre soltera no muy comprensiva y que pasa de pareja ocasional en pareja ocasional. Ella vive como una adolescente normal, con el apoyo de un amigo muy cercano, Koichi, con quien discute acerca de lo aburrida que es la ciudad y su relación con su madre. Todo eso cambia de un día para otro cuando uno de los novios de su madre debe quedarse en su casa, por lo que su madre arregla con la abuela de Ohana un traslado a Kissuiso, una posada de aguas termales en una localidad alejada, donde ella deberá vivir. Por lo que a regañadientes deberá mudarse, ir a una nueva escuela, conocer nueva gente, aprender a soportar el recuerdo de Koichi, y darse cuenta que ahora es una trabajadora de Kissuiso, y que eso es más importante de lo que ella piensa.



Esta serie posiblemente pueda ser engañosa desde un principio, ya que la serie alcanza su verdadera personalidad pasados unos 4 o 5 capítulos, ya que el inicio es algo dubitativo y alterna escenas bastante crudas, con fanservice metido sin demasiado sentido, eso sí, cuando se estabiliza, nos muestra un slice-of-life con un ambiente de camaradería muy conseguido, en este sentido, la posada no es excesivamente grande ni muy moderna que digamos, lo cual repercute en que hay varios, pero no demasiados personajes, y que aquí se respira un ambiente muy tradicional japonés (no sólo por los uniformes que se usan), por lo que se persigue un sentido del trabajo centrado en la servidumbre (con matices, eso sí ) y enfocado en el resultado que puede dar de sí el colectivo del personal, en detrimento del talento individual. Esto último es importante para mostrar la dinámica de los personajes, pero ahondaré en eso en la segunda parte.



Este ambiente se ve reforzado por un apartado técnico muy cuidado para su época, sobre todo a nivel de fondos y la integración de personajes con estos, con unos atardeceres y amaneceres que da gusto de ver. El diseño de personajes me ha recordado a Toradora! en ciertos momentos, y aunque el moe predomina en algunas chicas, no es intrusivo, con lo que no suele afectar para el desarrollo de la trama ni las situaciones que viven los trabajadores por norma general. El sonido acompaña bien, no es que sea la banda sonora más recordable, pero tiene buenos temas ambientales y marca la nota en los momentos de resolución y determinación de ciertos personajes, los temas vocales, sin embargo son un mundo aparte, hay bastantes, y a veces suenan a mitad de los capítulos o sólo se usan una vez, y transmiten una sensación de melancolía y añoranza que le queda pintada a la serie en sus momentos más determinantes.



Última mención a la película, Home Sweet Home, que aunque corta y no considerándose un final para la serie, desvela cierto misterio que hay tras bambalinas de la historia de Ohana y que se agradece mucho después del fin de los capítulos normales, además de que tiene toda la esencia de la serie y vale la pena volver a ver a los personajes en sus roles nuevamente.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hibike! Euphonium / 13 capítulos + OVA



Euphonium se centra en la vida de Kumiko, una estudiante de preparatoria que quiere dejar atrás su vida en su anterior escuela, y sobre todo los recuerdos de ella en la banda escolar en la que estaba. Sin embargo, debido a sus nuevas amigas, se ve arrastrada de nuevo a una banda instrumental, donde se reencontrará con su antiguo instrumento, y con varias relaciones que pensaba había dejado olvidadas, y que ahora le han perseguido, entre ellas su antigua compañera Reina.

La historia es un slice-of-life escolar que sigue a los personajes en su día a día en el instituto, superando exámenes y conviviendo con amigos, en este sentido se parece un poco a Hyouka (creado por el mismo estudio), en el sentido de que cuando estamos en esta tesitura, no vemos la vida de otros miembros del instituto salvo las tres protagonistas y ciertos sucesos aislados con que ellas interactúan.



Sin embargo, además de estos momentos, también vemos al grupo interactuando en la banda instrumental de su instituto, por lo que la historia se expande, agregando varias minihistorias que no necesitan del grupo principal para ser contadas. Esta dimensión de la serie es la salsa de la misma, ya que podemos ver distintos trasfondos bastante humanos relacionados con la juventud, las relaciones entre compañeros y como no, sus distintos problemas, ahondando al mismo tiempo en una mayor variedad y profundidad de personajes.

También es necesario recalcar que el ritmo, dado el menor número de capítulos es más estable y va in crescendo con cada uno, aunque tampoco es que tenga una trama muy marcada bajo ningún concepto.

La otra guinda de Euphonium es su apartado técnico, ya que el estilo artístico es el característico de este estudio pero con colores más recargados, líneas de lápiz más definidas y una iluminación más pronunciada, esto último puede echar para atrás a algunos, ya que en los instrumentos queda muy bien, siendo casi fotorrealistas, pero en los personajes no tanto, ya que incluso cuando no están tocando, hay un brillo muy acusado en sus caras que no me ha convencido del todo, aunque salvo ese detalle, los personajes están muy detallados, junto con los detalles de sus indumentarias y sus pertenencias (para quienes hayan visto Koutetsujou no Kabaneri, me recuerda mucho a esta serie en el estilo de iluminación, detalles y diseño de los personajes femeninos, aunque considerando que este es un anime escolar, hay que darle su mérito a Euphonium). Los fondos cumplen bien, pero en ciertas escenas como en los escenarios y ciertas escenas abiertas, regalan estampas muy bellas.



En el sonido, se rescatan piezas de música instrumental y clásica para las interpretaciones, con una densidad que va muy acorde con el sonido de la banda, mientras que la música ambiental es correcta, aunque queda opacada cuando la música de la banda salta al primer plano.

Además, hay que recordar que lo que escriba de esta serie está basado enteramente en la primera temporada de la misma, ya que la segunda temporada está fechada para octubre de 2016 (mi idea es tratar de seguirla cuando salga y dar mis impresiones en el foro de manga/anime).

Última edición el 5 de Dic. de 2017, a las 20:09
Spybdar
Usuario

Mensajes: 937
Lugar: Hellsalem's Lot
Jugando a:
The Messenger
#30 - 24 Jun 2016, 23:27


ESPECIAL ANIME – Hanasaku Iroha & Hibike! Euphonium

(Parte II: Comentario) (Parte I directamente arriba, o haciendo clic aquí)

He estado preparando este especial con la idea de ahondar más en los temas de ambos animes más que en una recomendación específica, ya que en general son animes que pueden ser minusvalorados fácilmente por su apariencia moe, y aunque ninguna de las dos reinventa la rueda, sí tratan de forma más que notable ciertos temas comunes a la juventud en general.

En esta segunda parte me voy a dar la libertad de dar mi impresión sobre la trama y personajes de ambas series, no es mi intención poner spoilers de las mismas, pero si no quieres tener influencia externa a la hora de verlas, será mejor que tengas cuidado.

Eso sí, si quieres seguir adelante, prepárate para leer y escuchar bastante.

Así que teniendo en cuenta como me gustan las historias en el anime, creo que sería injusto tomarme este comentario de la misma manera, ya que estas dos series obedecen a otro tipo de lógica, y en eso podemos incluir sus aspectos más relevantes y diferenciadores.

En HanaIro, por poner un ejemplo, el factor más sorprendente de esta serie reside en la propia Ohana, que aunque puede que sus aspiraciones no sean tan diferentes de lo que penséis, su fuerte actitud, y una personalidad que busca que ante todo la acepten en Kissuiso, pero sin resignar nada de lo que a ella le caracteriza, hace que sea respetada ante algunos, y rechazada de pleno por otros personajes, cosa con lo que ella tiene que lidiar a diario. A esto sumar que su indecisión respecto de ciertas cuestiones con sus seres queridos la hacen desesperarse en más de una ocasión, esto sumado a la culpa que le recae dadas ciertas decisiones suyas, da pie a una mezcla de inocencia, carisma e inseguridad que pega muy bien en una adolescente.



Es una protagonista de reacciones exageradas, sí, pero dentro de un contexto que les da sentido, por lo que termina siendo muy interesante, y cada vez que la ponen en el rol protagónico se come la pantalla por pura personalidad. Aunque cuando no es así y se ve más calmada, su carácter no se marca tanto entre sus compañeros de trabajo e incluso he visto ciertas situaciones más secundarias que chocan con el personaje bien construido que nos muestran en el principio, aunque debido a que no son la norma, al menos yo las he pasado más por alto y de hecho les he encontrado cierta razón de ser, lo digo más adelante.

Entre los demás personajes, destacan las amigas de Ohana, su abuela (gerente de Kissuiso), y los demás trabajadores de la posada; que la verdad no es que evolucionen mucho, más bien cada uno muestra una forma de vivir el trabajo que lo caracteriza, y muestran a Ohana distintas perspectivas de cómo la vida es posible fuera de lo que ella conoce, cosa que consiguen con algunas historias cercanas y empatizables, además que representan a distintos sectores etarios (no hay sólo problemas de colegialas), a pesar de lo caricaturizado de algunas personalidades y de lo japonés que se respira en la filosofía del trabajo mostrada, aunque esto último añade otra capa más a la dimensión de la protagonista, me explico:

El trabajo siempre es igual, los personajes siempre son iguales, y cuando pasan cosas entre ellos sin la intervención de Ohana, esta se ve empequeñecida no sólo en importancia, si no también haciendo su papel más ligero y típico, dando primero, la sensación de que ella pierde algo cuando no es necesaria como camarera, y segundo, que la posada fluye y la vida sigue si ella no está ahí, dando a entender que esto no es una historia propiciada por ella, sino que ha entrado en otra historia ya establecida, y que por más que quiera, no puede hacer mucho para cambiarla, salvo obedecer… y ver su vida pasar, lo que se refleja muy bien en el final de la serie, que siendo honestos, es bastante sencillo, pero sorprende lo potente que es siendo tan simple.

Por su parte, en Hibike! Euphonium, el punto fuerte es el ambiente dentro de la propia banda instrumental de Kitauji.



Si ya visteis el título de este especial, sabréis que de instrumentos no vamos a hablar mucho, pero tampoco es que estén por estar. La historia se desarrolla enteramente entre los integrantes de la banda de la preparatoria, y las historias íntimas de por qué entraron a la banda, el qué significa su instrumento para ellos, el por qué siguen practicando cuando como estudiantes deberían tener otras prioridades o cómo se refleja la experiencia y cuál es la importancia real del esfuerzo en un entorno claramente competitivo donde TODOS intentan destacar entre los más de 40 personajes que componen la banda al completo (esto último puede que sea lo que más me ha llegado de la serie, sobre todo por cómo está planteado a diferencia de lo visto en multitud de shonens y animes deportivos), crea un clima de camaradería y de densidad entre las relaciones, que hace que no estemos ante simples extras.

Aunque lógicamente que se conoce más a algunos que a otros dentro de este club, y aquí resalta más la relación entre Kumiko y su compañera Reina. Sobre todo hablar de la primera, ya que aunque su diseño pueda indicaros lo contrario, su cinismo y su personalidad cerrada, da un puntillo de incomodidad, ya que no estamos ante la típica protagonista de anime escolar, y generalmente la veremos como una chica que tiene la incertidumbre por bandera en su vida, pero a la vez hace todo por pura inercia, es un personaje que busca pertenecer a algo, pero al mismo tiempo no involucrarse en nada, notándose esto más cuando está ante personajes con quienes no puede mantener esta personalidad, como la ya citada Reina. De hecho, esto por sí solo ya es un quiebre en comparación con HanaIro, ya que la protagonista es bastante menos recurrente, y sus apariciones se basan más en marcar el contraste entre ella y sus compañeros más cercanos, que en marcar un desarrollo o una evolución como personaje.

Aquí también es necesario hablar sobre la ejecución de los instrumentos, ya que aunque se haga en momentos puntuales y no demasiado recurrentes, la serie busca que tú mismo te des cuenta de la evolución de la banda a medida que avanza la serie, aquí no hay ningún término técnico de la música, y nadie te va a decir cómo debería sonar un instrumento.

Puede sonar a que la serie adolece de falta de explicaciones, pero personalmente me ha hecho sentirme un crítico de las interpretaciones más de una vez simplemente por oído y contrastando sonidos, además de que gracias al recurso de las interpretaciones, la serie explora varias de las preguntas entre personajes que he comentado anteriormente. Por eso es que digo que la música en este anime no es un elemento esencial, no creo que estemos ante un anime del género musical, pero tampoco es un elemento metido con calzador, sino que lo usa para transmitir lo que pretende contar, siendo brillante en ciertos momentos más íntimos donde la música tiene un papel, si no protagónico, sí muy principal.



Y si hay algo que recalcar de ambas series, es su predominancia hacia los dramas personales y su énfasis en las decisiones que puede tomar una persona más que en una trama que lo sostenga todo, ambas series no tienen tramas complejas bajo ningún punto de vista, sino que sus motivaciones y descubrir cómo opera la mente y el porqué de las acciones de los personajes es bastante motivo para engancharte si te atrae la propuesta. Por último, decir que aunque hay subtramas románticas en ambas series, estas no abundan ni son especialmente importantes para lo que la serie intenta transmitir, podría decirse que están integradas dentro de esta misma propuesta, pero se dejan de lado con bastante facilidad.



Sé que definía ambas series como slice-of-lifes, pero creo que un mejor nombre para definirlas sería el de dramas juveniles, y si han leído todo lo anterior, es muy posible que no tenga que explicar por qué. En general ambas series están igual de recomendadas, pero hay que tener en cuenta que las tramas de ambas avanzan con bastante lentitud, llegando al punto de parecer que se estanquen sin necesariamente hacerlo, y ambas series tienen personajes femeninos hasta los costados, sobre todo en Hibike! Euphonium, la principal baza común que tienen para trascender, es cómo desarrollan sus propias perspectivas acerca de esta etapa, y es que aun con sus diferencias y sus aspectos criticables (sin mencionar que una de las dos series está incompleta), ambas logran transmitir muy bien y muy naturalmente (no siendo excesivamente dramática ni tremendamente tontorrona) ese concepto de que “sí, pueden parecernos estúpidas ciertas decisiones que cometimos en esos años, pero eran nuestras decisiones, y sabíamos por qué lo hacíamos”.

En resumen, un tiempo de valor Garantizado.

Muchas gracias.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Sé que se ha reducido cierta densidad de mis textos con este formato, pero tiempo al tiempo gente, todavía tengo que experimentar más con él para poder sacarle todo el jugo.

Eso sí, no lo usaré todo el tiempo, ya que requiere mucho más trabajo y prefiero dejarlo para ciertos géneros más olvidados o para reforzar ciertos animes.

Por tanto, el próximo texto será un comentario normal, que ya adelanto, continúa con la temática abierta por este especial, pero a la vez es el nexo a una nueva vertiente de animes en esta sección.

También he puesto la opinión de Durarara!!, aquí está.

Nos vemos en el foro.
Última edición el 5 de Dic. de 2017, a las 20:11
Página 2 de 12 | Anterior 1 2 3 ... 11 12 Siguiente
SOBRE ELREINO.NET