¿Olvidado? Regístrate

Análisis Tumblepop

Info
Análisis
Plataformas analizadas: Arcade
Fecha de publicación: 13/11/2013
Regístrate en nuestra web y podrás ver nuestros vídeos sin publicidad
Tu navegador no es compatible con nuestro reproductor de vídeo. A continuación se muestra el texto del análisis:

A finales del siglo XX, pudimos disfrutar de las mejores maquinas arcade que nos tentaban continuamente a gastarnos la paga jugando con ellas. Muchas compañías de videojuegos olieron el negocio e intentaron hacerse un hueco en ese mundillo. Desarrolladoras como Taito o Toaplan se vieron especialmente beneficiadas con títulos como Bubble Bobble o Snow Bros., los cuales tenían una jugabilidad simple, pero divertida y adictiva, cualidades fundamentales para que un arcade triunfe en una sala de recreativas. La empresa Data East (deita eist) tomo nota de ese estilo y lo implemento en un nuevo juego al que llamaron Tumblepop, el cual fue lanzado en 1991, convirtiéndose de este modo en un éxito instantáneo.

Como sucede en otros juegos de acción/plataformas de la época, el objetivo principal de Tumblepop es el de eliminar a todos los enemigos que aparecen en pantalla para pasar al siguiente nivel, el cual es más difícil que el anterior. Para poder realizar esta tarea, nuestros dos protagonistas sin nombre cuentan con unas superaspiradoras capaces de succionar a las traviesas criaturas y expulsarlas posteriormente con gran fuerza, haciéndolas rodar por todo el nivel mientras se chocan contra las paredes. Ademas, podemos usar a los enemigos succionados para golpear a los demás. Contra más cantidad de monstruos succionemos, más poderoso será el ataque, aunque si no nos damos damos prisa en expulsarlos, estos escaparan de la mochila y nos harán perder una vida. También tenemos que darnos prisa en acabar con todos, ya que si pasa mucho tiempo, aparecerá un demonio invencible que nos intentará dar caza.
Podemos recoger y utilizar items que irán apareciendo por el escenario, por ejemplo potenciadores para la aspiradora, patinetes para correr mas rápido, escudos protectores, una maquina que traga todo lo que hay en pantalla y las distintas letras para completar la palabra TUMBLEPOP , las cuales nos darán acceso a una fase bonus donde podemos conseguir monedas, joyas y vidas extra.

Durante todo el juego, viajaremos a lugares reconocidos de todo el planeta. Al iniciar la partida, podemos seleccionar la primera zona que deseamos visitar, teniendo como opción la catedral de San Basilio en Rusia, la gran esfinge de Guiza en Egipto, el arco de triunfo en Francia, la estatua de la libertad en Estados Unidos, el cristo redentor en Brasil, las llanuras heladas de la Antártida, Uluru en Australia o el monte Fuji en Japón. Cada territorio tiene sus propios enemigos y jefes finales, los cuales en gran parte hacen referencia al lugar donde habitan. Al finalizar estos 8 mundos, se nos dará acceso a dos más, los cuales son el espacio exterior y por ultimo la luna.

Las melodías que escucharemos se basan en un único y entretenido tema musical que varia su estilo según sea la región que estemos visitando. De este modo podemos oír una samba en Brasil o un hougaku en Japón.

Tumblepop no tubo ningún tipo de secuela, aunque en 1992 se lanzó una versión reducida del mismo para Game Boy. A diferencia de la versión de árcade, en este juego podemos movernos libremente por un mapa y seleccionar el nivel que deseamos jugar, pudiendo atajar por distintas rutas hasta llegar al jefe final. Los items son los mismos que en el otro juego, pero esta vez podemos acumularlos para equiparlos después cuando queramos desde el menú de objetos. Por contra, tanto la jugabilidad como el diseño de fases no están bien pulidas, teniendo que manejar a un jugador lento y torpe en unos escenarios demasiado grandes para la poca cantidad de enemigos que hay en pantalla. Para darle al titulo algo mas de variedad, se implemento un editor de niveles, pero su complejidad llega a ser confusa y dificulta la posibilidad de crear una fase por nosotros mismos.

De todas formas, con el paso de los años Tumblepop se ha convertido en uno de los clásicos más memorable de todos los tiempos en la historia de las maquinas recreativas. Es una lastima que no haya regresado de ninguna forma a día de hoy a nuestras consolas y ordenadores, pero siempre podremos echarle el guante a la versión de Game Boy desde la eShop de Nintendo 3DS para recordar viejos tiempos.
Compartir vídeo:
Cŕeditos

Redacción, edición y locución: Jorjo
Vídeos relacionados
Publicado el 13/11/2013 gatsu
Qué bueno el Tumblepop, la de buenos ratejos que echaba yo hace tiempo cuando existían los salones recreativos
Publicado el 13/11/2013 Jorjo
Yo lo jugaba en el bar de al lado que tenia en casa. La de dinero que me habré gastado en el. Para mi es de los mejores de arcade.
Publicado el 13/11/2013 Dekar
Seguramente el arcade que más dinero le habré echado. Me encantaban estos tipo Snow Bros. y éste supo tener su propio carisma y personalidad. Los diseños molaban mil.

Para mí el mejor arcade que había, gran análisis!
Publicado el 13/11/2013 _~lee~_
Aquí otro de los que se ha pegado un vicio en la recreativa del pueblo a 25 pesetas la partida. Buen análisis Jorjo.

PD: Haz mi análisis, que saco el látigo.
Publicado el 14/11/2013 Andrew-sensei
Que recuerdos!! Me encantaba y sí, yo también jugaba en los "Pika", unos recreativos al lado de mi casa.
SOBRE ELREINO.NET